Menu

Carta mensual – Agosto 2016

Carta mensual – Agosto 2016

Democratic Capital SICAV ha cerrado el mes de agosto con una subida del 0,41% , frente el ascenso

del Eurostoxx del 1,08%.

En lo que va de año, la rentabilidad acumulada de la SICAV es del +1,55%  frente el -7,48%  del

Eurostoxx.

La volatilidad baja del 11% por primera vez después de varios meses, hasta el 10,90%.

captura-de-pantalla-2016-11-16-a-las-13-04-25

Este mes de agosto si que fue un típico mes de verano y de vacaciones. Bajas volatilidades y

volumen ridículo, como marcaban las estadísticas de antaño.

Durante este periodo nos hemos centrado en estar en una posición relativamente moderada, de

entre el 20% y el 30% de exposición a RV, que nos ha permitido capturar casi un 40% de la subida

del índice. Un buen resultado.

No había grandes citas ni a nivel político ni datos macro relevantes que pudieran mover el mercado

de forma brusca, pero con la experiencia del año pasado preferimos no estar muy expuestos y

aprovechar el mes para bajar la tensión de la SICAV, cerrar algunas posiciones en las que teníamos

plusvalías (muchas de ellas compradas tras el Brexit) y coger fuerzas y perspectiva para afrontar los

últimos meses del año, que vienen cargados de eventos importantes.

Tras esté periodo de reflexión, siempre necesario, iniciamos septiembre con tres puntos básicos a

vigilar hasta fin de año:

1. Datos económicos: Pasados un par de meses, se constata que el impacto del Brexit en la

economía europea no es tan evidente, por el momento. Las economías occidentales

continúan con crecimientos bajos pero solventes y ante un escenario de tipos de interés e

inflación bajos no es un escenario para nada negativo.

2. Bancos centrales: No se esperan grandes movimientos por parte de los bancos centrales

europeo, japonés e inglés. Sus políticas monetarias, por el momento poco eficaces, se

prevé que sigan siendo expansivas sin fecha límite. Sin embargo no queda mucha munición

en la recamara, por lo que no podemos confiar en sorpresas por su parte. Por otro lado, la

FED debe acabar de dar visibilidad a su plan para la normalización de la política monetaria.

Es decir, si va a subir o no los tipos este año. Los analistas comentan que en septiembre

hay pocas posibilidades y quizás podría ser en diciembre. Nos parece difícil que la subida

sea pasadas las elecciones americanas ya que nunca en la historia ha sucedido que se

eleven tipos durante los primeros meses de mandato de un presidente.

Sin duda este es el evento más importante de los próximos meses y va a aportar mucha

volatilidad al mercado. Ya se están sucediendo los comentarios de miembros de la FED y

las especulaciones hacia un lado y el otro y tan solo esto está provocando movimientos

bruscos tanto en la RV como en la RF.

3. Política: La política española no vamos ni a comentarla, tanto por lo vergonzoso de la

situación, como por la poca trascendencia que tiene a nivel internacional. En Italia está

pendiente la reforma constitucional y la repercusión que podría tener sobre la banca italiana.

Pero a nivel político el riesgo se centra en USA. Por el momento la ventaja de Clinton

parece muy clara pero con seguridad va a haber movimientos en las encuestas, siempre los

hay. El miedo a que pudiese ganar Trump es grande ya que cambiaría de forma unilateral

muchos de los equilibrios que existen en la actualidad a nivel mundial. A los mercados

financieros los que menos les gusta son los cambios y la incertidumbre.

A todo esto, hay que sumarle los “nubarrones” de siempre: Banca europea, riesgo de burbuja de

crédito e inmobiliaria en China, deuda gubernamental de los países occidentales, etc. Nada que no

hayamos comentado hasta la saciedad.

Sin embargo siguen existiendo dos fuerzas con mucho poder que nos permiten pensar que, por el

momento, podemos seguir gestionando con ciertas garantías de que no está cerca el día del juicio

final. Las políticas monetarias expansivas y los tipos de interés cero o negativos aportan un viento a

favor que compensa y equilibra estos riesgos.

Así pues, como conclusión, sabemos que habrá volatilidad e intentaremos convertir estos

movimientos en oportunidades para, como hemos hecho a lo largo de este año, poder seguir

arrancándole puntos al índice. Por el momento durante el 2016 ya es casi un 10% la diferencia entre

el Eurostoxx y el Democratic y eso es debido a la gestión activa, flexible y valiente. Esperamos que

siga dando frutos para cerrar un ejercicio muy positivo a pesar de las dificultades.

Desde Democratic, les invitamos a que contacten con nosotros, tanto si son accionistas como si no

lo son, para realizar cualquier consulta. Recordar que uno de los objetivos de esta SICAV, más allá

de ofrecer seguridad y rentabilidad al inversor, es el de ser transparentes, honestos, cercanos y

participativos. Crear NUESTRO vehículo de inversión.

Un cordial saludo a todos,

Democratic Capital SICAV

Deja un comentario

Top
Loading...